TERMINA LA SEMANA SANTA ( 6-Abril-2015)

Amanece el ultimo dia de las cinco salidas programadas de semana santa, en la que hemos podido ver volteretas en isletas, buen tiempo, piques, pajaras… .
Tras montar en mi Token para ir a buscar a Opticus, noto que las piernas están ya muy cansadas, anticipando un dia de esos en los que las cuestas parecen mas enpinadas y el viento mas fuerte.
Ya junto a Opticus, emprendemos la marcha para , ampliar el duo a un trio, pues Julian se nos une… algo fresquete, pues aparte de llevar las patas al aire como yo, tambien se lanza a tener los brazos de igual guisa…, y eso que hoy hace mas fresco que los días precedentes.
Ya en la plaza de Cabanillas se nos unen a nosotros tres , Alberto, Fernando, Phanton, Barbaro,Luis, Javi( el churumbel) y Javier del rey.
La ruta comienza tranquila con una lenta ascensión a Usanos provocada por la espera a Barbaro, que andaba retrasado, y por que tanto Opticus, que anda constipado, Phanton( que viene directo del trabajo sin dormir) y yo mismo, cansado de tanta bici en tan pocos días, hacemos la goma con poco que se aumente el ritmo.
Tras completar la segunda ascensión del dia, la situada tras cruzar Usanos se produce una parada casi general, no por averia, si no para retirar perneras y vaciar vejigas, aunque poco después, en el descenso anterior a Viñuelas si que un pinchazo de Barbaro provoca un paron en dos tiempos, primero antes de la ascensión y otro al terminarla, en la gasolinera, aunque algo después se repite pues una mala colocación de la cubierta le obliga a detenerse de nuevo para solucionarlo y asi evitar otro pinchazo o un reventon.
Ya todos juntos y en marcha, con un incordiante viento típico de esta zona, vamos acercándonos al aeródromo de Robledillo donde estaba previsto parar a tomar el café del dia…, poro no es posible, pues se encuentra cerrado, lo que hace que se decida tomar el refrigerio en la cercana villa de Humanes, a donde llegamos tras un rapidísimo descenso para esta vez si, reponer fuerzas con cafes, cocacolas, infusiones churritos y tortilla de patata.
Tras finalizar el agape y reemprender la marcha, mas aire, piernas duras y pesadas… , comienzo a pedir la hora mientras veo al resto mucho mas frescos…, envidia cochina, que diría un crio es lo que en ese momento me entra en la cabeza además del típico» no voy, no puedo, con lo bien que estaría en casita…» lo que se traduce en que comienzo a hacer la goma en el falso llano posterior a Yunquera, aunque por fortuna los compañeros esperan para que a rueda de Opticus me reintegre al grupo, y al menos ir resguardado hasta Marchamalo, donde ya noto los efectos de dos geles( invento buenísimo…, ya os digo).
En este punto el grupo se divide, entre los que van a Cabanillas y los que residimos en Guadalajara, que hoy somos mayoría.

KM 95
KM/H 24,1

Esta entrada fue publicada en Rutas. Guarda el enlace permanente.