II Marcha cicloturista Jose Luis Viejo

Antes de comenzar pido disculpas por las posibles redundancias y faltas de ortografia por el poco tiempo del que dispongo para escribir esta cronica aparte de que pueda no citar a alguno de los que participasteis.
Comienzo el dia con temores, a la lluvia, a no poder terminar la marcha por mi bajo estado de forma, vamos, a que no salga un dia redondo, pero ante mi sorpresa descubro que no solo no llueve si no que brilla el sol.
Tras recoger el dorsal y tomar un cafe con mi amigo Phanton, vamos saludando a los distintos componentes de nuestro club qu han decidido participar en la prueba cicloturista mas cercana que se celebra en la actualidad, voy viendo a parte de al antes nombrado Phanton, a Jose Quesada, Luis, Ismael,Carlos, Jose Antonio, Valentin, Juanma, Vito, Barbaro, Tosecitas, Emilio, Pastis, Ignacio y por alli rondan nuestros excompis Marcos , Mario, Maria y Javi(el niño).
Tras dar la salida, el peloton de mas de 400 ciclistas cruza por Azuqueca para tomar la carretera de la «patata», por la que rodaremos pasando por Alovera, Cabanillas y Marchamalo.
Pasada es ta localidad se gira en el siguiente cruce hacia la derecha para ir a Fontanar, momento en el que un servidor aprovecha para hacer aguas menores y darse un apreton para colocarse en la parte de delante del peloton(es superior a mis fuerzas, no por picarme, si no porque considero mas seguro rodar delante y asi evitar frenazos y tirones y las posibles caidas que estos pueden generar).
Tras dejar atras Fontanar el peloton cruza por Yunquera, donde noestro Barbarin reside), para encarar ese repecho cabroncete que hay antes de Humanes, en el que me lo tomo con mucha calma sin preocuparme por las posiciones perdidas(que son muchas), pues en los quilometros que siguen, al ser en bajada, me permiten remontar… hasta que comienza la subida a Robledillo.
En la subida al aerodromo, que es libre, en plan carrera, intento buscar una rueda el la que refugiarme mientras veo pasar uno a uno a los compañeros del club, aunque ni asomar quieres mis habituales ganas de picarme, cosas del miedo a explotar y agarrar una pajara.
Ser conservador hace que en el tramo duro de la subida, me encuentre mejor de lo esperado, haciendo que un par de los que me acompañaban se descuelguen, aunque como contrapartida al coronar la ascension me sobreviene tal ataque de tos que apenas me dejaba respirar.
Tras reanudarse la marcha nos vamos acercando a Malaguilla, con su anterior corto pero empinado descenso que hace que la velocidad que marcan los cuentakilometros se desvoquen.
La siguiente localidad es Malaga del fresno, donde tenemos una subidilla que a mi en particular se me suele atragantar, asi que me lo tomo con calma hasta el ultimo tercio donde veo que aun hay piernas para mas y acelero algo el ritmo adelantando a algunos que antes me habian dejado atras.
El descenso a Yunquera es rapido, y en un santiamen nos hemos plantado en el pueblo y hacemos la parada programada por la organizacion para avituallarno, papeo, fotos bromas… y barbaro intentando ligar con alguna sin mucho exito.
Tras reanudarse la marcha descubro que me he quedado frio, mucho, los musculos estan pesados, como apajarados y aun tardare tres o cuatro kilometros en quitarme esa sensacion.
Tras dejar atrs por segunda vez en el dia Marchamalo y Cabanillas nos plantamos con viento de cara en Alovera, donde a su salida se acelera el ritmo, aunque no como en la edicion anterior, que tiene como efecto la ausencia de caidas.
En nada nos hemos plantado en Azuqueca donde las piernas ya empiezan a arder y desisto de mejorar mi posicion, entrando a meta casi sin dar pedales.
conclusiones a sacar… veamos, buena mañana de cicloturismo a la antigua, buenisima compañia y que yo sepa sin caidas ni percances por parte de ningun participante.

Esta entrada fue publicada en Rutas. Guarda el enlace permanente.