LAS BATERIAS SIEMPRE CARGADAS(26-05-2016)

Comienzo a pedalear por Guadalajara en direccion a la carretera de Horche sin pasar por Cabanillas, para ir calentando sin sofocos mientras el resto de los componentes de la grupeta de hoy me dan caza.
Al salir de casa tenia dudas de si no iria demasiado fresco, ya que el dia amanecio con no muy buena pinta, pero nada mas comenzar a ascender me vi obligado a quitarme los manguitos.
Una vez coronada la subida de «el sotillo» , hago tiempo en la recta que lleva al cruce de lupiana, hasta que aparecen Emilio, Fernando con su b,twin, Pastis, Vito y el Yayo.
En el descenso de»la Fuensanta» ,Emilio pasa dificultades pues el»alzeimer precoz» hizo que no pusiese a cargar la bateria de su grupo electronico y este se le quedase con la cadena en el plato pequeño.
Ya en la Vega que nos llevaria hasta la parte baja de Brihuega nuestro Yayo fue pasandolo mal, haciendo la goma o descolgandose del todo por lo que el ritmo no era muy alto.
Una vez comenzamos a ascender hacia Brihuega nuestro pqueño grupo se disgrega haciendo que corone primero Vito, seguido por Emilio y algo despues Fernando a la par con Pastis a los que sigo algunos metros por detras, quedando bastante mas atras nuestro Yayo. Tras cafes y charla, reemprendemos la marcha junto a Felix Cortes, uno de esos ciclistas de toda la vida, con el que yo particularmente he compartido hace algunos siglos ya, kilometros dentro de la estructura del ya extinto club ciloturista Guadalajara.
En lo que a mi se me hace un periquete(ventajas de la buena compañia), cruzamos Torija camino de Aldeanueva, donde el Yayo explota del todo y no es capaz de seguir el ritmo, por otra parte no precisamente exigente, haciendo que tengamos que esperarle antes del descenso a Iriepal.
Al comienzo de la ronda norte Fernando y yo nos despedimos de los demas para entrar a Guadalajara y asi dar por nuestra parte por terminada la ruta.

KM: 102

Velocidad media:25,7

Desnivel positivo:890m

Esta entrada fue publicada en Rutas. Guarda el enlace permanente.